La policía danesa halla una sierra con la que el inventor pudo trocear a periodista sueca